Casi 300 migrantes rohingya llegan a Indonesia 'después de pasar siete meses en el mar'

Noticias

Casi 300 migrantes rohingya llegaron a Indonesia afirmando haber estado en el mar durante siete meses, dijeron funcionarios de las Naciones Unidas, en uno de los mayores desembarcos de la minoría perseguida en Myanmar en años.

Los residentes que los ayudaron a aterrizar cerca de la ciudad de Lhokseumawe, en la costa norte de Sumatra, vieron en el mar a más de una docena de niños, dijeron las autoridades.

"De sus testimonios, dijeron que estaban siete meses a la deriva", dijo el coordinador de la agencia de refugiados de la ONU Oktina, que como muchos indonesios tiene un nombre.

"Vimos que su estado es muy débil en este momento".

  Los residentes rohingya se reúnen en una cabaña después de que el barco en el que viajaban quedara varado en la playa de Ujong Blang.

Los residentes rohingya se reúnen en una cabaña después de que el barco en el que viajaban quedara varado en la playa de Ujong Blang.

AAP

Chris Lewa, director del Proyecto Arakan, una ONG que se enfoca en la crisis de los rohingya, dijo que los migrantes pueden haber sido mantenidos en el mar mientras los traficantes extorsionaban a sus familias.

"Estas personas fueron en realidad rehenes", dijo.

"Ellos (los traficantes) dijeron que no desembarcarían hasta que recibiéramos el pago".

Pero ella admitió que "todavía no sabemos la historia completa".

Al menos un miembro del grupo, que incluía a 102 hombres, 181 mujeres y 14 niños, estaba enfermo y tuvo que ser trasladado de urgencia a un hospital local para recibir tratamiento, dijo el jefe militar regional Roni Mahendra.

& # 39; Son seres humanos como nosotros & # 39;

Imágenes de Lhokseumawe mostraban a migrantes sentados en el suelo de un edificio improvisado con sus pertenencias.

Los residentes donaron alimentos y ropa.

"Nosotros" "Nos preocupa su estado", dijo Aisyah, residente de Lhokseumawe.

"Necesitan ayuda en nombre de la humanidad … Son seres humanos como nosotros".

  Imágenes de Lhokseumawe mostraban a migrantes sentados en el suelo de un edificio improvisado con sus pertenencias.

Imágenes de Lhokseumawe mostraban a migrantes sentados en el suelo de un edificio improvisado con sus pertenencias.

] AAP

El desembarco se produce después de que unos 100 rohingya, en su mayoría mujeres y niños, llegaran a la misma zona en junio, luego de lo que describieron como un peligroso viaje de cuatro meses que los vio golpeados por traficantes y forzados beber su propia orina para mantenerse con vida.

Ambos grupos que desembarcaron en junio, y los últimos en llegar, pueden haber sido parte de unos 800 rohingya que, según se informa, abandonaron el sur de Bangladesh a principios de este año, dijo Lewa.

Se cree que unos 30 migrantes del grupo original murieron en el mar, agregó.

Aproximadamente un millón de musulmanes rohingya viven en campos de refugiados estrechos y miserables en Bangladesh, cerca de su Birmania natal, donde los traficantes de personas realizan lucrativas operaciones con la promesa de encontrar refugio en el extranjero.

Indonesia, en su mayoría musulmana, y la vecina Malasia son destinos preferidos.

Cientos de rohingya se habían marchado a principios de abril, pero fueron repelidos por las autoridades de Malasia y Tailandia en medio de la pandemia de coronavirus, dijo Lewa.

"Esta es la (llegada) más grande que hemos visto desde 2015", dijo.

"La gran pregunta es si todos han desembarcado o si alguno todavía está en el mar", agregó, refiriéndose a los 800 refugiados originales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *