Estado ponderado para la eliminación: consulta

Noticias

El número de niños indígenas en el sistema de protección infantil se duplicará en la próxima década si no se hace nada para resolver la sobrerrepresentación, se escuchó una encuesta.

Las audiencias de la comisión real que examina las experiencias de los pueblos indígenas con discapacidad y su contacto con los servicios de protección infantil continuaron en Brisbane el viernes.

Los comisionados escucharon que poco más de 20.000 niños indígenas se encontraban en el sistema de prueba proporcionado por el órgano principal de la Secretaría Nacional de Atención Infantil Aborigen e Insular, Richard Weston. [19659002] "Si no se hace nada para resolver esta excesiva representación, entonces en 10 años veremos ese número en 40.000", dijo.

El Sr. Weston dijo que el sistema no tenía como objetivo identificar el riesgo temprano y conectar a las familias con los servicios antes de retirar a sus hijos.

"El sistema opera básicamente en un proceso de informar, fundamentar y eliminar", dijo.

Una madre aborigen de Sou Australia ha demostrado que estaba confundida acerca de si tenía o no una discapacidad intelectual después de una evaluación con un psiquiatra de servicios infantiles.

Se informó a los comisionados que una evaluación posterior realizada por un psiquiatra organizado por sus abogados identificó una discapacidad intelectual leve y se le indicó que tuviera acceso al apoyo del NDIS.

Thelma Schwartz, del Servicio Legal de Violencia Familiar Indígena de Queensland, dijo en la audiencia acerca de un programa de intervención temprana en funcionamiento en algunas regiones del estado.

"Digamos que es una cuestión de no tener vivienda, es una cuestión de drogas y alcohol, es una cuestión de violencia familiar. ¿Cómo podemos lidiar con esto para ayudarte a recuperar el control y hacerlo seguro? niños seguros? ”, dijo.

El Sr. Weston dijo que los recursos deberían reasignarse para apoyar los programas proporcionados por organizaciones dirigidas por aborígenes.

Dijo que el costo de mantener a los niños bajo cuidado era mucho más alto que mantenerlos fuera.

"El contribuyente no está obteniendo mucho retorno de un gasto anual de $ 6 mil millones", dijo.

El secretario del Departamento de Comunidades y Justicia de Nueva Gales del Sur, Michael Coutts-Trotter, dijo a la Comisión Real de Discapacidades, al escuchar sobre el miedo de las familias y los funcionarios del sistema.

Dijo que los padres temían que sus hijos fueran secuestrados "sin una buena razón", mientras que los funcionarios temían que contribuyesen a causar lesiones graves o la muerte de un niño.

En sus comentarios finales, el abogado principal que ayuda a Lincoln Crowley dijo que era fundamental que los sistemas de protección infantil reconocieran la capacidad de los padres con discapacidades para cuidar a sus hijos y brindar apoyo en una etapa temprana.

Dijo que era fundamental que los niños no les negaran el derecho a vivir con sus familias.

Línea de vida 13 11 14

más allá del azul 1300 22 4636


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *